HOMENAJE A JOSÉ MANUEL MONTORIO GONZALVO, “CHAVAL” QUE EL AYUNTAMIENTO DE BORJA (ZARAGOZA) 

LA GAVILLA VERDE PARTICIPA EN LOS ACTOS DE HOMENAJE A JOSÉ MANUEL MONTORIO GONZALVO, "CHAVAL" QUE EL AYUNTAMIENTO DE BORJA (ZARAGOZA) HA ORGANIZADO EL PASADO FIN DE SEMANA.

El sábado 23, a las 17,00 h. tuvo lugar, en una de las salas del Ayuntamiento de Borja, la mesa redonda titulada, "La Lucha por la Democracia y la Memoria", en la que participaron , Enrique Gómez, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Aragón (ARMHA), Herminio Lafoz, historiador y co-autor del libro “Historia de Borja. La formación histórica de una ciudad” y Josefina Musulén, presidenta de la Asociación de Mujeres “Amparo Poch”, así como el presidente de La Gavilla Verde, José Gorgues, quién recordó cómo, desde esta asociación, se contactó con Chaval y se le trajo a España. Fueron días de mucha expectación y la llegada de José Manuel Montorio a Santa Cruz de Moya, estuvo cargada de una gran emoción que Pedro Peinado, en su escrito de despedida a Chaval tras su fallecimiento, la describió así:

"Tu nombre aparecía en los libros. ¿Pero vive? Le preguntábamos a Florián. En la República Checa, nos decía. Al fin pudimos contactar contigo, fue Salvador Fernández Cava el que lo logró y preparamos un viaje a Praga, pero no teníamos dinero, así que resolvimos que era mejor pagártelo a ti y que vinieras a conocernos a Santa Cruz de Moya. Así empezó la última etapa de tu vida.

Estábamos en el bar de Ángel y Julián en Santa Cruz, preocupados pues os demorabais. Conchi y Toni fueron a esperarte a Manises. Llegaste con tu maletilla marrón y de ella empezaron a brotar presentes para todos. Con nosotros estaban María Pastor y Pedro Alcorisa “Matías”. Os fundisteis en un abrazo tras cincuenta años de separación. Os habíais conocido nada más os incorporasteis a la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón. Él vivió su exilio en la República Democrática Alemana y tú en la checoslovaca. Dos países que ya no existen y en los que os visteis obligados a vivir, pero vuestro corazón siempre estuvo en la Serranía. Días más tarde llegó Gonzalo Cuallado, Angelillo, que ha vivido en Francia, sin las apreturas que sucedían al otro lado del telón.

Convivimos esa semana con vosotros. Estabas preocupado por las conversaciones que habías tenido con algunas personas. Aún no sabías con certeza quién era aquel grupo llamado La Gavilla Verde que tanto se había molestado en traerte. Siempre fuiste un poco desconfiado y no te faltaba razón, pero, poco a poco, hiciste buenas migas con cada uno de nosotros, especialmente con Teo y con Conchi, con Salvador, con Flor, con Olga, con tantos que me olvido. Pudiste aprender que significaba gavilla y que el verde era de esperanza, de la defensa de una tierra a la que te apegaste en la lucha, en el último suspiro republicano hasta que te ordenaron evacuar el rescoldo de un país que le impidieron ser, que soñó recuperar la libertad desde las montañas del levante.

Tu venida era importante para nosotros. Vivías en el exilio sin merecerlo, con una excelente memoria y eso nos daba la posibilidad de ahondar en el conocimiento. Lo realmente trascendente fue tu manera de ser, la que nos sedujo y atrapó hasta ayer, 27 de abril. Me imagino tus días, tus noches insomnes en Praga, delimitando la Cordillera Ibérica con el tecleo de tu máquina, preguntándote la suerte y la desgracia que te tocó. Querido camarada, cuántas veces me reñiste, cuánta veces nos jaleaste, me entristeciste y alegraste, querido compañero, nada más llegar me regalaste el reloj que habías llevado en guerrillas, un reloj que no marca las horas, pero marca nuestro rumbo"... (Texto completo en: http://www.lagavillaverde.org/Paginas/memoria.html).

Más tarde, a las 20,00 h., en el Teatro Cervantes, pudimos asistir al Concierto de "El Drogas" con la Banda de la (des)Memoria titulado "Sombras que la Luz grita", que fue espectacular. El Drogas en estado puro, nos hizo a vibrar a tod@s con sus canciones sobre la Memoria Histórica y también con tres canciones dedicadas al Alzheimer, otra forma de olvido, como él mismo señaló.

Finalmente el domingo, a las 12,00 h., en el cementerio de Borja, tuvo lugar el homenaje a Chaval con una ofrenda floral, algunas intervenciones recordando su figura y la interpretación de una par de canciones de El Drogas, siendo una de ellas, Suela de Alpargata, especialmente dedicada a Chaval.

En este sentido, ha recordado que entre 1939 y 1956 «fueron 2.238 personas las que fusilaron mayoritariamente en el paredón de España y evidentemente este hecho hace que los socialistas de Paterna tengamos una enorme responsabilidad con la memoria histórica».