UN AÑO SIN PEDRO PEINADO 

 

Hoy está siendo un día especial para las personas que formamos parte de La Gavilla Verde, hoy hace un año que nos dejó Pedro Peinado. Durante estos meses tan difíciles para LGV, Pedro ha recibido numerosos homenajes y recuerdos que de alguna manera nos han servido para comprender, mas aun si cabe, la trascendencia social, humana e histórica de su figura, no en vano fue el iniciador, con la organización de las Jornadas de Santa Cruz de Moya, de un movimiento civil de reconocimiento de las victimas de la dictadura franquista, que se adelantó a  los que vendrían después en numerosos lugares de España. Desde la distancia de los doce meses de su final, no solo la Memoria Histórica ha perdido con su ausencia, también su pueblo, Santa Cruz de Moya, al que amaba sin fisuras y al que quería volver para quedarse para siempre. También su comarca, Tierras de Moya, donde entendió mejor que nadie que ahí estaba el futuro de todos los pueblos que la componían y donde diseñó actividades de promoción y futuro, respetando su Territorio y sus medios de vida tradicionales. No debemos olvidar tampoco que Cuenca pudo haber tenido un gran político en la figura de Pedro, si la enfermedad le hubiera respetado y las mezquindades humanas no se hubieran interpuesto en su camino. En Cuenca se dieron cuenta que Pedro tenía un discurso claro y fresco y con ideas novedosas que asustaron a los políticos de turno. En definitiva, Pedro pudo haber sido el mejor alcalde de su pueblo, el mejor diputado de Cuenca y Castilla, pero lo que si que llegó a ser y, eso no se lo quitará nadie, fue el mejor presidente de La Gavilla Verde. Ahí está su obra, ahí está su legado.

Pepe Gorgues

Sierra y Libertad
La Gavilla Verde