HAN ESCRITO 

¡PERDÓN!!!

En el nombre de la gente noble y sencilla de España

No, no hay cárcel para el hombre.
No podrán atarme, no
(…)
Libre soy, siénteme libre.
Sólo por amor.
Miguel Hernández

El año 1991 escribí para Bush padre, González y para todos los lame culos del poder

Dioses, Cínicos y Enanos” han pasado 16 años y los versos siguen siendo actuales.

Hoy, para el Borbón, Bush, Aznar y su más fiel amiga la Botella

LA LEY Y LA CORONA

Con el oro y el oro negro
todo se compra,
todo se alcanza,
todo, el poder y la gloria,
todo, la ley y la corona,
todo, menos el verso,
la vergüenza
y la dignidad”.

SOIS NADIE, SOIS NADA

Señores presidentes,
si tenéis ojos en la cara,
si tenéis baños y espejos,
miraos en ellos.

Mirad Basora y Bagdad
cubiertas de pus y sangre,
Mirad la raíz y el fruto
del olivo seco y solitario.

Mirad toda mi tierra,
una charca y una balsa,
un mar y un océano
de sangre y de llanto.

Mirad los ojos, ¡los ojos!.
¡los mil ojos de mis niños!.
Miradlos, canallas.
Miradlos, crápulas.

Mirad la sangre por las calles,
mirad las rosas ensangrentadas,
y la sangre brotando de los rosales,
os diría hoy Pablo Neruda.

Mirad el vómito y las heces
de vuestros cuarteles
generales ¡sapos iscariotes!
os diría hoy León Felipe.

Os creéis ser dioses,
dueños de la ciencia
y dueños de la técnica,
y sólo sois los dueños:

De los escarabajos,
de la mierda y de la nada.
De la mierda y de la nada,
de la mierda y de la nada.

Sólo los pueblos libres
son dueños de la tierra
del fuego y del aire,
del agua y la esperanza.

Sólo los pueblos libres
son dueños de su vida,
los dioses sin vasallos,
no sois nadie, no sois nada.

Os creéis ser muy valientes y cultos,
170 de coeficiente de inteligencia,
Y sois gusanos de barracón de feria,
los mayores criminales del siglo XX.

TOC-TOC LAS CÁRCELES

Amenazadas las fronteras del Norte
por la explosión demográfica del Sur,
por la emigración que se avecina
y adivina imparable del Este.

Sin la necesaria tasa de natalidad
para reproducirse biológicamente,
a la subespecie animal
autoproclamada raza blanca.

A la cultura del despilfarro
se le hunden sus valores y su mundo,
se le hunden las bolsas y las bases,
los pilares y cimientos de su poder.

A los blancos caníbales y antropófagos
de los suyos y de sí mismos,
les tiemblan las patas y las manos
cuando oyen el toc-toc en sus puertas.

Se desesperan, aterrados,
por la ola de criminalidad
e inseguridad ciudadana
que les acosa y les azota.

Chicago, años veinte y la ley seca,
Al Capone y Los Intocables,
historietas y cuentos para dormir
hoy los niñitos de biberón.

Quienes siembran la miseria y la violencia,
a los de la doble y triple moral
prisioneros de la coca, les tiembla el alma
cuando alguien se les acerca pidiendo su pan.

En los EE.UU. y en la CE los blancos
se sienten machos y seguros de sí mismos,
ricos y ufanos, van bailando y silbando,
marcando, pisando fuerte en el asfalto.

Y cuando se les acerca un negro o un moreno,
un indio o un amarillo que no sea japonés,
dan un salto y retroceden espantados,
huyen como perseguidos por el diablo.

Escapan despavoridos de sus propios pecados.
Cierran las puertas blindadas
de sus corazones y de sus almas
con mil cadenas y candados.

Se esconden detrás de los cerrojos,
debajo de las camas y en los armarios,
en los sótanos y refugios
de plomo y hormigón armado.

Se encierran y se encadenan
los de la miserable opulencia,
en las cárceles del cuerpo y del alma,
de su angustia, tortura y locura.

A LOS SEÑORES DE LA GUERRA

Os creéis ser los nuevos dioses:
Y sois tan sólo unos impostores
Quebrantadores del Derecho,
Cínicos instigadores y maestros
Del terrorismo internacional.

Verdugos de las niñas madres,
Matones a sueldo del Padrino,
Escorpiones, ratas del desierto,
Gusanos, escarabajos peloteros,
Cagarrutas del Nuevo Imperio.

Sus Ilustrísimas Excreméncias:
Se creen ser los nuevos dioses:
Y son garrapatas de poltronas,
Buitres con cara de pingüinos.
Burócratas sin sangre ni alma,

Vuestra inmunda mediocridad,
Vuestra mojigata prepotencia,
Y execrable sentido del honor,
Todo vuestro oro y oro negro,
No valen el desprecio humano.

Con vuestra guerra preventiva,
Os creéis ser los nuevos dioses
Y sois violadores de las rosas,
Sois asesinos de las alondras
¡Gigolós del Pentágono!!

Ratas, hienas y chacales,
¿Ya no os basta con matar
15.000.000 de niños al año?
Negándoles el pan y el agua,
Privándoles de medicinas.

Os creéis ser los nuevos dioses:
Y sois la Carcoma de la ONU
los políticos limpia-botas
De las compañías petroleras
Expertos del “toco mocho”

Vuestra senil obcecación
No hallará refugio ni paz
En ningún confín de la tierra,
Y vuestros muertos morirán
Sin gloria, sin paz, sin tumba.

Papa natas cutres y cobardes,
Necios incultos de alta cuna,
Os creéis ser los nuevos dioses
E ignoráis que amar es amar
Y respetar a los diferentes.

Que sólo los pueblos libres
Son dueños de su vida.
Los dioses sin vasallos
Sois la obscena indecencia,
Sois nadie, sois nada.

Os creéis los nuevos dioses
Y sois los eunucos del KKK
Sois los hijos clónicos
Los óvulos de Eva Braun
Y el esperma de Hitler.

Cultivados en tubos de ensayo
E injertados en los úteros
De las mayores cerdas
-No putas-
De la CE y USA

Para Evo Morales, Fidel Castro y Hugo Chávez, para Rafael Correa y Daniel Ortega, para Rigoberta Menchu y el sub. Comandante Marcos, para todos y cada uno de los presidentes iberoamericanos que sueñan y besan las estrellas al defender la tierra y la libertad, la paz y el pan, el amor y la vida, que sueñan y besan las estrellas al defender la tierra y la memoria, el presente y el futuro de sus pueblos. El SER y la dignidad individual y colectiva de todos los ciudadanos/as de Ibero América.

Pidiéndoles perdón en nombre de todos obreros y campesinos, trabajadores por cuenta propia y ajena, de los servicios y profesiones liberales, empresarios/as y comerciantes varios, estudiantes e intelectuales, productores y creadores del arte y de la cultura, poetas y demás soñadores. Pidiéndoles perdón en nombre de todos los ciudadanos /as libres, de toda la gente sencilla y noble de España, de la ciudad y del campo que siente vergüenza propia y ajena por la impresentable actitud de quienes en su supina ignorancia, en su estulticia y soberbia han retrocedido al siglo XVII -sin la maquina del tiempo- para hacer en Ibero América el más espantoso de los ridículos, creyéndose y afirmando Urbi et Orbe en tiempo real, aquello de Louis XIV : L'état , c'est moi !

Para todos, ¡Perdón!!! y lo único que tiene el poeta, la palabra, el verbo sencillo y directo de quienes en Latinoamérica y en España conocen el valor de la tierra y del agua y le dieron el amor y la vida.

Los poemas que siguen son de “Besa las Estrellas” y “Esther … Nombre de Mujer

DIANNE GOE

Erguida y flexible
como el junco,
frágil y dura
como el diamante.

Dulce y delicada
como la fresa,
valiente y fuerte
como Madre Coraje.

Pasó por mi vida
como un huracán,
socavó mis raíces
y yo sin enterarme.

Me lo pedían sus ojos,
me lo pedían sus besos,
y yo en la higuera,
en la luna de Valencia.

Escuchando la melodía
de un Stradivarius,
sin ver la mano
que lo está tocando.

Diana, se fue sola,
llorando su dolor amargo,
se fue al Salvador
como médico-cirujano.

Yo me quedé en Alcalá,
vacío, seco y muerto,
que fui un imbécil
y un cobarde.

Diana dejo su casa
allá en el Colorado
por los desheredados
de los dioses blancos.

Yo pude irme con ella
a Bolivia o Colombia,
a Nicaragua
contra la Contra.

Ir allí donde un indio
maya, guaraní o aymará,
necesite esa mano
que nunca le dieron;

los conquistadores
de las tierras vírgenes,
los evangelizadores
y demás violadores.

Todos los ladrones,
los de entonces,
y sus hijos y nietos,
¡los de la Expo del 92!

Y un día supe por Hugo
que al caer prisionera
le salvó su vida
su pasaporte yanqui.

Supe que si me hubiese
ido con Ella
hoy estaría muerto.
Una y cien veces muerto.

Pero seguiría viviendo
en el amor de su vientre,
seguiría viviendo
en su pensamiento.

Seguiría viviendo
en los peces del Titicaca,
y en las flores
del Matto Grosso.

Hubiese estado en mi sitio,
respondiendo a mis orígenes,
defendiendo con sangre
la palabra del indio.

Ella, se fue sola.
Hoy la sigo buscando
entre las sábanas de algodón
que guardaron su memoria.

Ella, se fue sola,
que no podía retenerla.
Hoy la sigo buscando
en los ojos de cada mujer.

Hoy,
sigo soñando
con su amor.

1991

A Dianne Goe

12 años más tarde.

MIS SUEÑOS

Mis sueños
son inaccesibles
a quienes
al caer de los olivos,
dejaron de ser niños.

Mis sueños
son incomprensibles
para los ordenadores
a las órdenes
de sus ordenadores.

A JULIO VERNE

Los poetas
con sus sueños
crean montañas
de palabras,
de locas esperanzas.

Los poetas
con sus sueños
cruzan selvas
y desiertos,
cruzan los mares

Los poetas
con sus sueños
navegan sin velas
y sin estrellas,
en aguas profundas.

Los poetas
con sus sueños
llenan el vacío.
con su ilusión
crean el contenido.

Los poetas
con sus sueños
llegan a la luna
y al centro
de la tierra.

Los poetas
con sus sueños…
los técnicos
sin sueños,
matan las rosas.

CHILE

Nunca mis ojos te vieron,
hijo soy de tu tierra,
aquí levanto mi voz,
respondo a tu llamada.

Siento en mí tu pena,
tu plomo y tu metralla,
víboras y alacranes,
recorren mi espalda.

Chile, no te vendas,
no te entregues,
Chile, defiende el cóndor
y el agua de los Andes.

Chile, defiende la leche
y los frutos de tu tierra.
Chile, defiende tu cultura,
tu libertad y tu historia.

Chile, defiende la memoria
del Presidente Allende.
la palabra y el alma
de Pablo Neruda

Septiembre 1973

PABLO NERUDA

Te olvidaste de tu amapola,
de tu amor y de tu caracola.
Para cantarle a tu pueblo
y a mi pueblo de España.

Hoy tu muerte es mi muerte.
Hoy siento tu pena y tu agonía,
muere un poeta y muere la poesía,
muere una rosa y muere la vida.

Hoy voy a Isla Negra
a llevarte once coronas
con once lazos de sangre,
ONCE, una por cada letra.

Sobre tu tumba, once lágrimas.
Sobre ella, once palabras.
Mar, tierra, sal, cobre, fuego,
plomo y sangre, sangre derramada.

P A B L O N E R U D A

Septiembre 1.973

TIERRA, AMOR Y TRABAJO
A TODA LATINOAMÉRICA.

Las tierras, el amor y el trabajo
de los pueblos de Latinoamérica:
Son la cereza y la uva de Chile,
el carozo y el vino de Mendoza,
el ron y la Revolución de Cuba,
el maíz y el aguacate de México,
el café y el ritmo de Colombia,
el gas y la plata de Bolivia,
las naranjas de Uruguay
y los limones de Tucumán,
la manzana y la pera de Neuquén,
el pisco y el espárrago del Perú.

Las tierras el amor y el trabajo
de los pueblos de Latinoamérica:
Son el paraíso de los Galápagos,
y los peces del Titicaca,
las orquídeas de Costa Rica
y las bananas del Ecuador,
la Selva y el mango del Brasil
la voz y el alma de Bolívar en Venezuela.
Son la memoria y la dignidad
de las abuelas de la plaza de Mayo,
la justa y noble rebeldía que siente
al zapatista, al quechua y al aymará.

Por los pueblos de Latinoamérica:
por Fidel el Che y la dignidad de Cuba,
por Oaxaca, Chiapas y Michoacán,
por Honduras, Guatemala y Yucatán,

por Haití y la Republica Dominicana
por Panana, El Salvador y Nicaragua
desafiaré el poder del Gran Poder,
iré de Río Grande a la Patagónica
enfrentándome a la resistencias,
y a las locuras de los inhumanos
mientras me quede la conciencia
y con ella el verbo y las manos
1995

CANTO A CUBA

Virgen estaba
La tierra cubana,
Virgen estaba
La perla antillana.

En el azul de los mares
Navega la tierra cubana,
De la tierra a los aires
Un canto y una llamada.

La voz de la Habana.

Cuba
La torre y la isla
La luz que alumbra
a los pueblos de América.

Cuba
Mi tierra querida y hermana,
Quiero cantarte y quiero darte
Toda la voz de mi alma.

Cuba
De mis días
Y de mis noches,
La tierra soñada.

Cuba
Al caer la noche cierro los ojos
Y al cerrar los ojos veo las luces
De tu bahía plateada

Cuba
Canta el mulato y canta:
Cuba ¡Si!
Yanquis ¡No!

Canta la mulata
Y así canta:
Vamos cubanos,
Vamos a la zafra.

Con la azada
Quitamos la hierba mala.
Con el martillo
Enderezamos la espada.

Con el machete,
Segamos la caña.
Con los dientes
Separamos la cizaña.

La Revolución hizo a Che Guevara,
Y Fidel, el Che y el pueblo de Cuba

Hicieron la Revolución Cubana.. .


Hoy arte y poesía son de Cuba,
Lluvia de Abril, cada gota vale mil.

Marzo de 1970

Ningún REY

Ninguna muralla ni ley ni espada,
ninguna rey ni torre ni defensa,
podrá con la fuerza de la palabra.

LA PALABRA

La palabra derriba la muralla.
Es relámpago en noche oscura.
Y trueno en tiempo de silencio.

ANTE EL PODER

Ante el poder me levanto.
Ante el débil me inclino
y bajo la mirada.

EL INDIO

El indio
ni se humilla
ni se vende.

Caza y pesca
con arco
y flechas.

Come fresas,
moras y maíz,
queso y miel.

El indio
ni se humilla
ni se vende.

Alcanza el nido
y el huevo
del águila.

Ama al caballo
y sigue la huella
del bisonte.

El indio
ni se humilla
ni se vende.

Come raíces
y hierbas
silvestres.

Bebe el agua
del cactus
del desierto.

El indio
ni se humilla
ni se vende.

Conoció de niño
la verde pradera
sin alambradas.

El cielo limpio,
la Osa Mayor
y la Estrella Polar.

LA LECHE
DE MAÍZ

Y cuando
ya no le quede nada
a la madre de Chiapas,
Honduras y Guatemala,
le quedarán las manos,
la sangre y el corazón,
le quedarán los besos
y la leche de maíz
en el pecho.

EL SABOR DE UN BESO

Y cuando ya
no le quede nada
a la niña de Chiapas,
Honduras y Guatemala,
le quedará el sueño
y el agua del cielo,
le quedará el aire,
una tortita de maíz,

LA SEMILLA

A Emiliano Zapata

Todo pasa en la vida,
el amor y la muerte,
y es nada la fortuna.

Que si algo queda:
es la voz y el verbo,
el valor del alma.

Que si algo queda
más allá del tiempo
es la memoria.

Es la huella eterna
del que lo dio todo
sin esperar nada.

Que si algo queda
es el sol y la semilla,
es el mar y el viento.

Es el nombre y valor
del que dio su vida
por el amor y la vida.

ME GUSTA LA GENTE

Me gusta la gente
noble y sencilla
que ama a propios
y a extraños
sin prejuicios
de ninguna clase.

Me gusta la gente
que ama la vida,
y ama sin miedo
al que dirán
sus ilustrísimas
y necias señorías.

Me gusta la gente
que lucha y trabaja,
que defiende su pan,
su casa y su tierra,
con uñas y dientes,
con sangre y alma.

La gente sencilla
que duda de todo,
de lo indudable
y de sí misma,
y aun en la duda
se mueve y actúa.

Me gusta la gente
libre y responsable,
flexible e indomable
que escucha razones,
que habla y atiende
a los demás.

Me gusta la gente
que te da la mano,
que abre la puerta
e invita a su mesa,
que a nadie juzga
ni condena.

Me gusta la gente
que no se esconde,
valiente y cobarde,
frágil y resistente,
que se la juega
y es prudente.

Me gusta la gente
joven y adulta
que levanta la cara,
y mirando de frente
le dice al Mandamás
¡No! ¡Nunca! ¡Jamás!

«ESTOY COMPROMETIDA»

Y me dices
con voz ausente,
con ojitos
y carita de pena.

«Estoy comprometida»

¿Con quién?



¡Yo también!

Con la tierra
y el agua limpia.

¡Yo también!

Con el amor
y la vida.

¡IDENTIFÍCALES!

Tú me dices

“todos nacemos
y somos iguales
ante Dios”….

Dime, entonces,
¿Quiénes asesinan
esos quince millones
de niños al año
de hambre y miseria?

Tú les conoces
mejor que yo,
¡identifícales!
Ponles tú misma
nombres y apellidos.

POR TI

Por ti escalaría descalzo el techo del mundo.

Cruzaría a pie el Sahara y el desierto de Atacama.

Atravesaría el océano con dos cocos y una balsa de bambú.

Entraría en la cámara de los mil crótalos mirando la esmeralda.

Andaría sobre lanzas y puntas de flecha bañadas en curare.

Bajaría a nado los rápidos del Colorado.

Te ofrecería la piel del oso polar.

LA JET

Me molestan las reinas
y ladies and gentlemen
fieles a sus intereses.

Los fiscales y jueces
que no meten la pata,
meten las manos.

Y no puede mi alma
con quienes pesan,
miden y calculan.

Quienes hablan,
fría y metálica,
metódicamente.

Sin salirse un pelo
ni pasarse un gramo
de la ley de Dios.

No aguanto al pavo
de las alcobas
ni al chulo de barrio.

No puedo con la pulga
ni la garrapata
de las poltronas.

Con los milicos
y los apolíticos
salva-patrias

Proxenetas y matones
que ocultan la cara
sin nada en las manos.

Ratas que temen al ratón,
tábanos que temen al mulo,
avispas que temen la flor.

No puedo con los hartos,
represores reprimidos,
necios e impotentes.

No puedo con el necio
y la guapa de la Jet,
los dioses de la nada.

Los tecno-burócratas,
los siervos del poder
sin sangre ni alma.

Seguros de sí mismos,
de sus seguros vitalicios
y sus salarios blindados.

No puedo con los cerdos,
ni los cuervos hipócritas
disfrazados de pingüinos.

“Señorías” e “Ilustrísimas”
“Excelencias” “Eminencias”
y demás “Excremencias”.

Y como tú.

No puedo con los sapos
grisáceos de piel húmeda,
los ojos de fina aguja fría,
inexpresivos y muertos.

LOS CELOS DEL REY

Un rey sin palabra
su espada levantó
para segar la flor.

Pobre rey desnudo
sin pluma de plata
ni sueños de amor.

NI EL REY NI DIOS

Ni el rey ni Dios
podrán silenciar
la voz del poeta,
matar el ruiseñor.

MANO A MANO LAS MANOS

Al llegar el otoño
iremos paseando
entre los robles
en silencio,
codo a codo,
mano a mano.

Andaremos el camino
de nuestros padres,
cuando iban a segar
el trigo del niño,
la hierba y la paja
del caballo de tiro.

E iban explorando
a finales de verano
las torres del cielo,
que no venga granizo
y nos eche a perder
la cosecha del año.

Con la cabeza erguida
y el corazón encogido
pensaban en el largo
y crudo invierno,
en la rebanada de pan
con miel de romero.

En el vaso de leche
de la cabra coja,
la de orejas cortas
y patitas de nieve,
el desayuno diario
y la cena del niño.

La leche con miel
y el pan amasado
por manos cortas,
fuertes y anchas,
manos tiernas,
manos de madre.

Manos campesinas
quemadas de sol,
de tierra y de luna,
cubiertas de callos,
abiertas de heridas
que te dan la vida.

Manos que ordeñan
la oveja y la cabra,
que hacen el queso
cuajando la leche
con los estambres
de la alcachofa.

Manos de una madre
que amasa el pan
fermentado con amor,
pan horneado con leña,
cortada por el hacha
del roble y la encina.

NO HAY RIQUEZA

No hay riqueza
ni gloria
que compararse
pueda,
a la paz
que respira
quien detiene
el tiempo
y escucha
en silencio
el murmullo
del agua.

AMAR AL DIFERENTE

Amar es comprender y amar al diferente.

EL SILENCIO

En la inmensa soledad del desierto
la luna cuelga esta noche su espejo,
flota el eco de mi voz en el silencio