HEMOS ESCRITO 

DICIEMBRE

Este mes seria totalmente normal si no fuera porque le toco ser el último del año. Es un mes que no deja indiferente a casi nadie, a unos les encanta y otros pasan o lo odian. La mayoría hacen balance de lo que han hecho durante el año, de lo bueno y de lo malo, pero sobre todo la gran mayoría hacen sus propuestas para intentar mejorar el año entrante.

Diciembre tiene muchos días señalados en el calendario, la Constitución Española, la Purísima Concepción, el día de la lotería o también llamado día mundial de la salud, para los que no les ha tocado la lotería, la Noche Buena, la Navidad, los Santos Inocentes y para acabar bien el año nada mejor que hacerlo que con fiesta, la Noche Vieja.

Las fiestas de la Navidad, ¿costumbre o religión?. Cada uno se acoge a lo que mas le gusta, pero es un claro ejemplo de cómo de una “fabula” la Iglesia se ha construido un rico imperio.

Llámalo como quieras pero esta “costumbre religiosa” es mágica mientras eres un inocente niño, va desapareciendo a medida que vas creciendo y vuelve a casa al haber niños, pero sobre todo dura hasta que empieza a haber sillas vacías en las comidas o cenas familiares.

¿Hay crisis? Pues la hay, pero todos gastaremos más de lo que lo haríamos en otro mes, comida y bebida en abundancia, regalos a niños y mayores, que bien se la ha montado El Corte Ingles (saca más de la mitad de su presupuesto anual en diciembre).

En Santa Cruz de Moya es el mes de recoger las olivas, la manzanilla, la picual, la hojiblanca, cada uno se apaña con lo que tiene, pero a casi todos les ilusiona su cosecha, y de hacer la matanza, ya pocos son los que crían un gorrino para tener al socorrida “orza”.

Diciembre, es el duodécimo y último mes del año en el Calendario Gregoriano y tiene 31 días. Su nombre deriva de haber sido el décimo mes del calendario romano.

Descargar en formato PDF