UNA ASOCIACIÓN QUIERE EXHUMAR 20 CADÁVERES EN FOSAS DE VALENCIA, BENAGÉBER Y ALBALAT 

La agrupación de Cuenca pedirá al Gobierno fondos para extraer a víctimas de la guerra civil
12.09.08 - J. ABIETAR ZAHONERO | VALENCIA
Nombre * Email *

Una de las tres fosas comunes del Cementerio Municipal de Valencia. Una asociación de Cuenca, la Gavilla Verde, solicitará ayudas del Ministerio de Presidencia para exhumar 20 cadáveres que están en las fosas comunes de Valencia, Albalat dels Tarongers y Benagéber, según confirmó Adolfo Pastor, responsable del proyecto de investigación de desaparecidos de la agrupación.

Aunque la cantidad que se pedirá aún se desconoce, puesto que todavía no ha salido a la luz la convocatoria gubernamental, desde la asociación sí se tiene muy claro lo que esperan encontrarse.

En el caso de la fosa común de Valencia, se trata de la que está situada en el Cementerio Civil. Según confirmaron desde el Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia, son dos cadáveres "que se tienen localizados y las familias nos han pedido exhumarlos".

Según las fechas estudiadas y las aportadas por los familiares, "habría tres opciones de que estuvieran las personas qué buscamos y esos son los cuerpos que pediremos exhumar ", añadieron.

En este caso se busca a personas valencianas, pero no sucede lo mismo con los cadáveres de las fosas comunes de Albalat dels Tarongers (en el Camp de Morvedre) y Benagéber (los Serranos), pertenecientes a guerrilleros o enlaces de diferentes localidades de Teruel.

El propio Pastor aseveró que en la fosa común del cementerio de Albalat dels Tarongers "hay nueve víctimas, existe las partidas de defunción y las familias han pedido la exhumación de los cadáveres".

El segundo punto es el cementerio de Benagéber. En este caso, añadió el representante de La Gavilla Verde, "hay ocho cadáveres de los que dos pertenecen a guerrilleros y el resto a colaboradores". La mayoría de las víctimas perecieron a finales de los años 40. Pastor reconoció que se trata de "un proceso largo" ya que antes de pedir la ayuda "debemos documentar lo que podamos esas personas", añadió.

Luego, continuó el representante de la agrupación, "se hacen visitas a cargo del equipo de forenses para ver dónde está esa fosa común". A partir de ahí, argumentó, "se procede a concretar las fechas y a realizar los trabajos".

En este proceso existe otra dificultad, la solicitud de los permisos correspondientes para realizar las exhumaciones. En los tres casos que se plantean ahora en La Gavilla Verde hay una diferencia.

Para levantar los cuerpos en Valencia y Benagéber deberán pedir las autorizaciones a los respectivos Ayuntamientos, pero en el tercer caso, el de Albalat dels Tarongers, el camposanto es parroquial por lo que será la iglesia quien tenga en su mano conceder el permiso.

Finalmente, y aunque no es lo habitual, este hombre aseguró que la asociación "adelantará algo de dinero si se retrasa la llegada de los fondos".