FUERTESCUSA 

Nota de prensa

A lo largo de diez jornadas, marcadas por un tiempo desapacible, entre el 19 de octubre y el 21 de noviembre tuvo lugar la exhumación del guerrillero Eusebio García Martínez alias Domingo en el cementerio municipal de Fuertescusa (Cuenca). La intervención arqueológica forense fue llevada a cabo por el Grupo Paleolab, dirigida por el antropólogo forense Manuel Polo y las arqueólogas Eva Cruz, Carmen Coch y Susana Llidó. Además, contó con la colaboración de voluntarios de la Asociación La Gavilla Verde.

Debido a la imprecisión de los testimonios en situar el lugar exacto de la inhumación fue necesario efectuar una cata arqueológica de 5 m de longitud por 3 m de anchura en el cementerio civil. Finalmente, el esqueleto del guerrillero se localizó en la sexta jornada de trabajo a una profundidad aproximada de 1,50 m después de haber descartado previamente tres esqueletos que no tenían las características bioantropológicas del desaparecido. El estudio antropológico preliminar de campo pone de manifiesto que el esqueleto exhumado tiene las características del individuo buscado.

Esta exhumación se encuadra dentro del “Proyecto de investigación de desaparecidos y represaliados durante la época del maquis” coordinado por la oficina de desaparecidos de la Asociación La Gavilla Verde, y cuenta con la financiación del Ministerio de Presidencia.

Los restos del guerrillero actualmente están siendo sometidos a estudio antropológico forense e identificación genética. Hace unas semanas se tomaron muestras de sangre y mucosa oral del único hermano vivo para ser cotejadas con los restos óseos. En unos meses estarán los resultados y por fin se cerrará el duelo de esta familia que podrá enterrar a su ser querido asesinado el 9 de diciembre de 1948 por el Jefe local de la falange y Somatenista de Fuertescusa.

Manuel Polo

Proyecto Subvencionado