La familia de Teófilo Alcorisa, un republicano natural de Cuenca, puede enterrar sus restos 70 años después

 
Francisca Bravo // www.eldiario.es/clm | Viernes, 26 de Febrero de 2016

La familia de Teófilo Alcorisa, un republicano natural de Cuenca, puede enterrar sus restos 70 años después

  • Según señala la Asociación socio-cultural La Gavilla Verde, fue torturado durante semanas y finalmente ahorcado después de su detención.

  • Los esfuerzos por exhumar sus restos recibieron un apoyo económico con la llegada de la Ley de Memoria Histórica, pero el dinero se perdió ante la negativa del Gobierno municipal de Valencia, entonces encabezado por Rita Barberá.

Setenta años después, la familia de Teófilo Alcorisa ya puede planear donde enterrar los restos del republicano, que fue detenido el 14 de abril de 1947. Alcorisa, según señala la Asociación socio-cultural La Gavilla Verde, fue torturado durante semanas y finalmente ahorcado después de su detención, en el marco de la búsqueda de su hijo, Pedro, quien había entrado en el cuerpo de los maquis, guerrilleros republicanos. A partir de entonces, la familia comienza la búsqueda que se intensifica recién al iniciarse la década del 2000, con la intervención de agentes como la asociación de Santa Cruz de Moya que incluyó entre sus objetivos la recuperación de la memoria histórica.

Cuadro 1, fila 3, letra F, fue donde se encontraron y, ahora, confirmaron los restos de Alcorisa. La búsqueda de la familia no ha estado exenta de problemas, y la Asociación ha denunciado una y otra vez a lo largo de estos años las dificultades a las que se han enfrentado para poder identificar los restos de Alcorisa. Por otro lado, han contado con el apoyo de diversas asociaciones, entre las que también se cuenta el Foro por la Memoria, y partidos políticos como el PSOE de la Comunidad Valenciana.

Los esfuerzos por exhumar los restos de Alcorisa recibieron un apoyo económico con la llegada de la Ley de Memoria Histórica de Zapatero, pero el dinero finalmente se perdió ante la negativa del Gobierno municipal de Valencia, entonces encabezado por la 'popular' Rita Barberá. El mismo Gobierno llegó a exigir 45.000 euros a la familia, en 2015, para poder llevar a cabo la exhumación. "Rita Barberá no sólo no colaboró para cumplir con la Ley de Memoria Histórica, sino que además se opuso", denuncia la Asociación.

La Gavilla Verde asumía que sólo un cambio en el Gobierno local valenciano ayudaría a solucionar la situación de la familia de Teófilo Alcorisa. Y así fue. En agosto del año pasado, el Ejecutivo local de Joan Ribó anunció que se exhumarían los restos y fue finalmente el Ayuntamiento el que corrió con todos los gastos no sólo de la exhumación, sino también de la identificación de los restos del republicano. No sólo hizo falta un cambio en el gobierno local, sino también la intervención de las Naciones Unidas y de figuras como el juez Baltasar Garzón.

El Foro por la Recuperación de la Memoria Histórica ha señalado que la identificación de los restos de Alcorisa ha supuesto un descanso "enorme" para su familia, después de intensos seis años peleando por la recuperación de su cuerpo. Matías Alonso, de la agrupación, ha recordado en declaraciones a la Cadena Ser, que Teófilo "siempre estuvo allí", y ha señalado que la asociación espera que este nuevo resultado sirva como un precedente para el resto de las familias que siguen sin poder enterrar a sus seres queridos.

Noticia Las Noticias de Cuenca