HA MUERTO PEDRO GALINDO HERRADA 

Ha muerto Pedro Galindo Herrada.

Ha muerto un luchador incansable contra la desaparición de la memoria guerrillera. Luchó en el Gard contra la invasión nazi y en el Pirineo contra la invasión nacionalista. Cayó preso y luego buscó el exilio.

Conocimos, en Santa Cruz de Moya, a Pedro Galindo en las primeras celebraciones del Día del Guerrillero Español. Fue un enlace, junto con Ángel Álvarez, entre nuestro ayuntamiento y las agrupaciones de viejos guerrilleros españoles en Francia.

Él ha sido nuestro mejor embajador en Francia, alguien que conectó desde el primer momento con el trabajo de La Gavilla Verde.

Gracias a él, la Sección del Gard-Lozere de la Amicale des Anciens Guerrilleros Espagnols en France (FFI), de la que era secretario general, estableció un marco de colaboración con La Gavilla Verde, adhiriéndose al Proyecto Sierra y Libertad, bajo la referencia al Monumento a los guerrilleros en Santa Cruz de Moya.

No conocí personalmente a Pedro Galindo. Nunca realicé el viaje prometido al Gard, ni su estado físico le permitió asistir a nuestras jornadas y volver a contemplar el Monumento Nacional al Guerrillero Español.

Entre nosotros han quedado cuatro años de amistad, de correspondencia postal y de entrañables conversaciones telefónicas y el deseo común de un día estrecharnos en un fraternal abrazo. No va a poder ser. Ni siquiera podré asistir al entierro de este guerrillero que pronto abandonó su amada España.

Pese a su ausencia, ha sido un personaje clave, un puente de diálogo entre las asociaciones de España y Francia, un coordinador nato que no renunció a dejar enterrada la lucha de los guerrilleros en el olvido.

Este verano, me decía que por fin iba a ver cumplido su sueño y nos entusiasmó la idea de poderle ver de nuevo en Santa Cruz de Moya, pero, como en años anteriores, el viaje se truncó en el último momento y no pudo ver cumplido su sueño. "Mi sueño es estar con vosotros en vuestro pueblo antes de mi muerte que está próxima, me había dicho este verano".

Pedro Galindo, protagonista de la lucha armada antifranquista, nos abandona y luchamos contra el desasosiego. Un compañero, un amigo, un hermano... él, si que luchó por la llegada de la democracia a España, no sabemos lo que harían los partidos, las direcciones, los buró. Él tomó las armas y participó en la invasión del Valle de Aran porque había que acabar como fuera con el franquismo. Afirmaba: "ahora dicen que lo del Valle de Aran fue un fracaso y yo creo lo contrario. ¿Si no hubiéramos hecho lo del Valle de Aran, quién se acordaría de nosotros?".

¿Quién recordará a los que se convirtieron en la primera oposición al franquismo, los que lucharon cuando el ruido de la guerra no había cesado a pesar de haber concluido la hecatombe?.

¿Quién recordará a los que se levantaron en armas contra el exterminio?.

No cejó en su labor y periódicamente recibía en mi buzón boletines, manuscritos y notas:

"A través de estos documentos que te remito, pienso, que nuestros testimonios directos ayudaran a hombres como vosotros para que las atrocidades que nosotros hemos vivido no se reproduzcan jamás; contamos con vosotros".

Siempre a tu lado.

Pedro Peinado.
Presidente de La Gavilla Verde.