RECUERDO DE PEDRO GALINDO 

Mi contacto con Pedro comenzó en 1999, concretamente el tres de octubre. Por aquel entonces estaba totalmente sumergida en una investigación que pretendía cubrir la actividad de los maquis por una zona concreta de la provincia de Huesca: el Sobrarbe. Mi compañero de trabajo, José Antonio Angulo, y yo llevábamos un tiempo contactando con personas que hubiesen formado parte de esa historia y así fue como localizamos a Pedro. No recuerdo quien nos dio su teléfono, pero conseguimos hablar con él. Concertamos una entrevista, para el 3 de octubre de 1999 pero yo, por diversas circunstancias no pude desplazarme hasta Nimes (Francia) donde él vivía. Fue José Antonio y de aquella entrevista trajo un material estupendo.

Pedro me llamó porque no habíamos podido conocernos en persona y, a partir de entonces, comenzamos un intercambio de llamadas bastante fluido. Finalmente pudimos encontrarnos. Fue en Valencia, un año después de contactar por primera vez con él. Todo un día juntos nos dio para hablar de muchas cosas y, principalmente, de todo lo que él había luchado por tierras del Sobrarbe.

Recuerdo su especial acento hablando por teléfono. Un perfecto español mezclado con el tono que había adquirido de pasar tantos años en Francia. Recuerdo su pausada manera de hablar y la intensidad con la que contaba aquella lucha por cambiar España. Recuerdo, y nunca olvidaré, lo mucho que me ayudó y aportó en aquella que fue mi primera investigación histórica.

Gracias Pedro Galindo.

IRENE ABAD.
INVESTIGADORA.