ALEGACIONES PRESENTADAS POR LA ASOCIACIÓN DE VECINOS DE LAS HIGUERUELAS 

El Presidente de la Asociación

EXPONE:

Que mediante publicación efectuada en el Diario Oficial de Castilla La Mancha n º 119 de fecha 13 de Noviembre de 2001 se otorgaba el plazo 30 días para formular alegaciones ante la solicitud de

Que visto y analizado el indicado estudio de impacto, resulta que el mismo no tiene en cuenta en ningún aspecto del entorno inmediato, solo analiza donde se sitúa la cantera y el impacto del transporte, por lo que desde una valoración realizada sopesadamente desde la asociación que presenta las alegaciones que aquí se formulan, dicho proyecto es contrario al interés del área, tanto por su recerpusión negativa sobre el medio ambiental, en general, como por los efectos perniciosos e irreparables sobre zonas protegibles, bajo el interés de la conservación de la naturaleza.

Por tanto, en base a lo que se deja expuesto, se procede a desarrollar seguidamente las valoraciones por las que esta asociación entiende que no ha de instalarse la explotación minera solicitada.

  1. EN INTERÉS DEL MEDIO Y SU POBLACIÓN.

  1. OMITIDAS EN LA EVOLUCIÓN DEL ESTUDIO IMPUGNADO:

1.1  EL SUELO.

El suelo existente es frágil y poco desarrollado. Hay poco grosor de suelo útil, lo que dificulta el uso para aplicarlo en la posterior restauración

El desmonte de las laderas lleva aparejado la destrucción de los aterrazamientos para cultivos agrícolas, mayoritariamente abandonados en la actualidad. Estos aterrazamientos han facilitado el asentamiento de vegetación y la evolución de la misma reduciendo la erosión.

Sería un paso atrás en la evolución de los ecosistemas naturales hoy desarrollados en una superficie donde el desarrollo del suelo es complicado.

La incidencia agrícola será elevada pues se afectan a terrenos donde el cultivo del olivo es viable, como así los manifiestan los olivos existentes. En Santa Cruz de Moya es el sector olivarero el de mayor repercusión económica dentro del sector agrario, encontrándose en expansión. En la localidad funcionan dos almazaras, con una inversión total en las mismas en los últimos cuatro años que supera los 80 millones de pesetas. El sector sufriría un impacto no recuperable tanto en lo agrícola como en lo industrial.

1.2 LA EROSIÓN:

Es zona de alto riesgo pues son materiales blandos y prácticamente estamos en pleno cauce de barranco

1.3 EL CAMINO:

El estudio no refleja las mejoras a realizar en el camino pudiendo estas tener incidencia en al vegetación, fauna, aguas superficiales, taludes, firme y propietarios colindantes.ya.

1.4 SOCIO-ECONÓMICAS:

En el estudio solo se hace valoración de las consideradas positivas, y siempre en relación a Graja de Campalvo. Nuestra localidad, Higueruelas ni la nombra.

Tal y cómo se recoge en el estudio de ambiente presentado por la compañía, la explotación que quiere abrirse en el término de Santa Cruz de Moya no aporta ventajas económicas y sociales a la población que la acoge. Estas supuestas ventajas en todo caso beneficiarían a las poblaciones limítrofes. Es decir mientras el deterioro ambiental corresponde al término de Santa Cruz de Moya, éste a su vez no recibe beneficio directo por el establecimiento.

La falta de concreción de esos benéficos sobre el sector secundario y el terciario que recogen el estudio presentado, hacen pensar que el desarrollo vinculado a la presencia de personas y movimiento de maquinaría, podrían representar para las poblaciones vecinas a la explotación, un desarrollo del sector servicios y la posibilidad de contratación de mano de obra, aunque según el estudio es mínima (1 Palista, 2 Conductores de camión, 1 Encargado y 1 Peón, no indicando si es procedente de la propia empresa o será empleo a crear en la zona).

La explotación pretende establecerse por cinco años. Tiempo a todas luces insuficiente para desarrollar actividades perdurables en el tiempo que solucionaran uno de los problemas más acuciantes de la zona sobre la que se pretende actuar, la despoblación. Tiempo insuficiente para realizar inversiones a largo plazo y por la tanto los posibles beneficios que se lograran en la zona estarían en permanente amenaza de cierre. A esto añadir el daño que las catas, el paso de maquinaría pesada y el aumento de la inseguridad laboral y civil, tendrían sobre la población y el medio.

A ello, hay que añadir que ya se trabaja desde hace años en potenciar el patrimonio natural e histórico de la serranía como una acción capaz de impulsar actividades de desarrollo económico acorde con la cultura tradicional y siguiendo las directrices de la Unión Europea. La presencia de una explotación de tales características en pleno corazón de la sierra, aminoraría la potencialidad de los proyectos que en estos momentos se están desarrollando.

  1. ERRÓNEAS EN LA EVALUACIÓN DEL ESTUDIO IMPUGNADO

2.1 RUIDO.

Aunque se trata de uno de los impactos más trabajados en el estudio, no debe de dejarse de valorar los ecosistemas por donde pasa el camino.

El ruido afectara a fauna, senderistas y población de Higueruelas, estimando que las medidas correctoras serán insuficientes para no generar molestias, pues se introduce un ruido nuevo donde no lo había.

No se indica como se van a llevar los controles en maquinaria.

El ruido afectara a la zona de explotación y a todo el recorrido que tengan los camiones generando perjuicios en los ecosistemas por los que atraviesa.

2.2 CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA:

Las minas de caolin sin lugar a dudas producirán gran cantidad de polvo. Indican que regaran el camino pero no de donde cogerán el agua.

La emisión de polvo atmosférico será difícil de controlar por las características de la zona, al estar esta deprimida entre montañas más elevadas, afectando a toda la zona de explotación y al recorrido de los camiones. Prácticamente todo el valle quedara cubierto de una película de polvo.

La posibilidad de utilizar estabilizantes químicos en épocas secas del año generara efectos irreparables sobre el suelo y una salinización del mismo. Así como las repercusiones que puedan tener en las aguas subterráneas y de escorrentía.

La utilización de agua para riego no tiene en cuenta el lugar de origen de la misma, pues los acuíferos son débiles y las épocas secas coinciden mayor cantidad de polvo y caudal menor en los acuíferos. Siendo algunos de especial importancia para la fauna.

El recorrido de los camiones transcurre por zonas con materiales blandos y arcillosos, lo que ocasionaría una gran cantidad de polvo continuamente el riego, con cuba podría generar problemas de deslizamientos para otros vehículos que pasaran por el camino.

2.3 ACUÍFEROS:

Es un aspecto a examinar seguidamente a lo que se expone en el punto anterior y, sin duda, son las minas más valiosas de todo el entorno y las que verdaderamente son de necesidad a la población y al ecosistema.

El acuífero del barranco junto a Higueruelas se encuentra al mismo nivel o un poco mas alto que la minas, y suministra agua potable a la población.

Y el cauce de agua del barranco de Bercolón que se sitúa a 100 metros hacia abajo, siendo de evidente la necesidad de su adecuada conservación.

Las aguas superficiales. Cualquier actuación sobre la red de drenaje generará un aumento de los procesos erosivos, los materiales blandos y las elevadas pendientes favorecen un mayor arrastre de materiales.

En las calicatas de prospección abiertas en la zona se aprecia perfectamente los daños que los cambios en la red de drenaje pueden ocasionar. Nuevo barrancos y cárcavas con elevado índice de erosión.

El vial a utilizar carece de anchura suficiente y de red de drenaje eficiente en algunos tramos, las actuaciones sobre el camino generarían afección sobre las aguas de escorrentía.

La calidad de las aguas superficiales sería afectada al entrar el agua en contacto con materiales que no arrastraba anteriormente.

Las aguas subterráneas. El estudio indica que la explotación se sitúa por encima del nivel freático pero aparecen acuíferos superficiales por encima y por debajo, los cuales tienen gran importancia económica, social y natural.

Fuentes de la Cañada de Abendón para abastecimiento del ganado y fauna. Fuente del Buitre para abastecimiento de ganado, fauna, helicópteros y motobomba contra incendios. Siendo el único en varios kilómetros a la redonda y dentro de una densa zona forestal Fuente de Higueruelas para abastecimiento de la población, el sobrante forma el arroyo de la rambla de Bercolón. Este arroyo es único en la zona y lugar donde beben agua la fauna colindante.

  1. EN INTERÉS DE LA CONSERVACIÓN DE LA NATURALEZA.

    1. EXISTENCIA POR APRECIACIÓN DIRECTA DE ESPECIES PROTEGIDAS.

      1.1 EL PAISAJE:

      Son pocos visibles, sobre todo San Juan sur, esta apenas se vería desde Higueruelas.

      VEGETACIÓN: Es poco destacable y corriente en la zona de mina. Habría que profundizar en el estrato herbáceo que no nombra el estudio de impacto. Aparecen ecosistemas cercanos interesantes con carrascal y pinar maduro. Un madroño en la Fuente el Buitre.

      Especies vegetales (Pinus nigra, Quercus ilex, Rosmarinus offiicinalis, Juniperus oxicedrus, Gecista scorpiuso). En distinto lugar (Juniperus oxycedrus, Rosmar Romero, Gecista scorpiuso, Thymus sp., Cistus sp. Quecus coccifera).

      1.2 FAUNA:

Es un estudio sesgado, centrado únicamente en la zona que ocupa la mina. Hay muchas posibilidades de localización en el área, pues la presencia de fauna puede relacionarse con zonas de cría cercanas, lugar de caza de rapaces, abrevadero de agua en el barranco, etc.

Aves. (Verdecillo, Triguero, Tórtola común, Carbonero común, Alcaudón común, Mochuelo común, Lechuza común)

Pues bien, resumiendo, tratándose de unos de los rincones más bellos de nuestra sierra, su mantenimiento y la posibilidad de elaborar actividades turísticas respetuosas con el medio, cualquier actividad minera que se lleve a la zona, no tan solo perjudicaría ambientalmente el entorno, sino además perjudicaría frontalmente el desarrollo de un proyecto enmarcado por el respeto al patrimonio cultural, histórico, natural y humano de la serranía de Cuenca.

  1. EXISTENCIA POR ESTUDIOS TÉCNICOS GLOBALES SOBRE EL AREA.

    El proyecto afecta al Área Importante para las Aves (IBA): nº 157 Hoces del Turia-Los Serranos (135.000 has, de las cuales 10.000 están en la provincia de Cuenca y el resto en la de Valencia) (De Juana, 1990; SEO/BirdLife, 1992; Viada, 1998).

    El Área es importante por su comunidad de rapaces mediterráneas, y otras aves de montaña, con Culebrera Europea (20-30 parejas), Águila Real (3-4 pp), Águila-azor Perdicera (10 parejas), Aguililla Calzada, Halcón Peregrino, Alimoche Común (1-2 pp), Búho Real (40-50 parejas) y Chova Piquirroja (150-200 parejas). Además, nidifican la Paloma Zurita (mínimo 400 parejas), el Abejaruco Común (300-500 parejas) y la Collalba Negra (mínimo 40 parejas).

    En particular, en la zona conquense de la IBA nidifican el Gavilán, el Ratonero, el Cernícalo Común, el Autillo, el Cárabo, el Abejaruco, el Pito Real, el Pico Picapinos, Cuco, Terrera Común, Cogujada Común, Totovía, Bisbita Campestre, Colirrojo Tizón, Collalba Gris, Curruca Rabilarga, Trepador Azul, Oropéndola, Chova Piquirroja, entre otras.

    Las IBAs han sido identificadas y catalogadas por SEO/BirdLife en un inventario (De Juana, 1990; SEO/BirdLife, 1992; Viada, 1998) con la finalidad de disponer de un listado de zonas prioritarias de conservación para las aves en cada Estado miembro de la Unión Europea y satisfacer, entre otras, las exigencias de la Directiva Comunitaria 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres sobre la declaración de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs).

    El desarrollo del proyecto San Juan generará escasos beneficios a las poblaciones cercanas y condicionara o anulará el aprovechamiento de otros recursos que tienen los municipios afectados, cuya explotación presente y futura no rompe el equilibrio con relación al patrimonio natural y cultural.

    En resumen, la explotación minera reducirá la potencialidad económica de la comarca, afectará negativamente a los sectores económicos en alza y privará a los municipios afectados de realizar un desarrollo local sostenible y equilibrado.

Referencias:

  • De Juana, E. 1990. Áreas Importantes para las Aves en España. Monografía 3. SEO/ICBP. Madrid.

  • SEO/BirdLife. 1992. Áreas Importantes para las Aves en España. Revisión del inventario de áreas importantes por encargo de la Comisión Europea. Documento no publicado.

  • Viada, C. (ed.). 1998. Áreas Importantes para las aves en España. 2ª edición revisada y ampliada. Monografía de SEO/BirdLife nº 5. SEO/BirdLife. Madrid.

ALEGA:

El inventario de Áreas Importantes está reconocido como instrumento de trabajo (referencia SFF3) de la Comisión de las Comunidades Europeas. La validez de este documento, además, está avalada por distintas sentencias del Tribunal de Luxemburgo, entre otras:

  • La Sentencia de 2 de agosto de 1993, que condena al Reino de España por no haber clasificado como ZEPA, en virtud de la Directiva 79/409/CEE, las Marismas de Santoña (Área Importante para las Aves nº 027 (6.907 ha) y por no adoptar las medidas adecuadas para evitar el deterioro de los hábitats de esa zona.

  • La Sentencia de 19 de mayo de 1998, que condena al Reino de Holanda por no haber clasificado en la suficiente medida ZEPAs según lo establecido en el apartado 1 del Artículo 4 de la Directiva 79/409/CEE. El propio Tribunal considera en la Sentencia que, en Holanda, al menos el 50% de las Áreas Importantes para las Aves identificadas por BirdLife deberían haber sido clasificadas como ZEPAs en toda su extensión.

En consecuencia, es legítimo atribuir a las Áreas Importantes para las Aves identificadas por SEO/BirdLife, el mismo valor natural intrínseco que a las ZEPAs declaradas en virtud de la Directiva 79/409/CEE, por lo que debe evitarse el deterioro de dichas áreas en cuanto son hábitats de especies amparadas por tal Directiva. Como espacios que cumplen los criterios internacionales para ser declarados ZEPA, estas áreas estarían amparadas, además, por la Directiva 92/43/CEE (Directiva Hábitats) por quedar integradas en la red Natura 2000.

Además, en la sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) de 7 de diciembre de 2000 (asunto C-374/98, fundamentos jurídicos 43 a 59), el Tribunal establece que en las zonas designadas como IBAs pero que no han sido todavía declaradas ZEPAs, es de aplicación el régimen del artículo 4.4, primera frase, de la Directiva Aves:

  • “Los Estados miembros tomarán las medidas adecuadas para evitar dentro de las zonas de protección mencionadas en los apartados 1 y 2 [se refiere a los apartados 4.1 y 4.2 de esta Directiva] la contaminación o el deterioro de los hábitats así como las perturbaciones que afecten a las aves, en la medida que tengan un efecto significativo respecto a los objetivos del presente artículo”.

Por lo tanto, no existe la posibilidad de realizar proyectos con efectos negativos para estas áreas y para las aves que motivaron su designación como IBAs, a no ser que se acrediten intereses superiores al ecológico, entre los cuales no se pueden entender incluidas las exigencias económicas y sociales. Esta protección es estricta y no está previsto ningún supuesto de excepción. El propio Tribunal argumenta que tal decisión se toma para evitar que los Estados miembros no clasifiquen como ZEPAs estos lugares con el fin de desarrollar proyectos en ellos:

  • “A este respecto, es preciso recordar, tal como hace el Abogado General en el punto 99 de sus conclusiones, que un Estado miembro no puede obtener beneficios del incumplimiento de sus obligaciones comunitarias” (fundamento 51 de la citada sentencia).

Además, abundando, si los Estados miembros desean aplicar el régimen más permisivo, establecido en la Directiva Hábitats, 92/43/CEE relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, deben declarar oficialmente las IBAs como ZEPAs.

En definitiva, esta importante sentencia da protección completa a las IBAs que no han sido clasificadas todavía como ZEPAs, sin que exista ningún procedimiento posible para eludir esta obligación que no sea un interés superior al ecológico.

Todas las especies de aves mencionadas en el apartado anterior están en el Anexo 1 de la Directiva Comunitaria 79/409/CEE sobre conservación de aves silvestres y, por lo tanto, como establece el articulo 4 de esta Directiva "... serán objeto de medidas de conservación especiales en cuanto a su hábitat, con el fin de asegurar su supervivencia y su reproducción en su área de distribución...". Además, el Estado Español deberá "... tomar las medidas necesarias para evitar dentro de las zonas de protección... [ZEPAs]... las perturbaciones que afecten a las aves".

Por otra parte, las ZEPAs forman parte de la Red Natura 2000, establecida y amparada por la Directiva 92/43/CEE relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres (Directiva Hábitats). En virtud de esta Directiva, “... cualquier plan o proyecto que, sin tener relación directa con la gestión del lugar o sin ser necesario para la misma, pueda afectar de forma apreciable o en combinación con otros planes y proyectos, se someterá a una adecuada evaluación de sus repercusiones en el lugar, teniendo en cuenta los objetivos de conservación de dicho lugar...” (artículo 6.3).