BUENAS RAZONES PARA RESISTIR CON LA GAVILLA VERDE 

34

El 22 de Abril de 1947 el cuerpo de mi padre fue enterrado en el cementerio civil de el Villar del Arzobispo, después de aparecer ahorcado en el depósito de dicho pueblo, tras breve interrogatorio, por haber ayudado a los guerrilleros. Su memoria desapareció de las conversaciones familiares...el miedo de aquellos años podía a todo.

Año 2003; aunque tarde, en el cementerio de su pueblo, Santa Cruz de Moya, hay una lápida con su nombre y su fotografía.

Los nuevos aires de recuperación de la memoria, de recuperación de nuestros desaparecidos traídos por la Gavilla Verde fueron un acicate para llevar a cabo lo que creo era mi obligación.

La memoria de mi padre es la mayor razón que me impele a apoyar humildemente a la Gavilla Verde para que nuestra Asociación prosiga en su tarea a favor de nuestro pueblo, de todos los pueblos de la Sierra, de todos los pueblos y de todas las personas que buscan sin dobleces la libertad y la justicia.

Adolfo Pastor
"Desaparecidos"
La Gavilla Verde"