DISCURSO DE JULIÁN ANTÓN. ALCALDE DE SANTA CRUZ DE MOYA 

Hace muchos años en 1982, en esta madura democracia, en este lugar, en vuestro pueblo, se levanto el monumento a los guerrilleros españoles, que murieron junto a los ciudadanos franceses en la lucha por la liberación de Francia y las democracias europeas.

La lucha de aquellos españoles no cesó cuando en París entraron la fuerzas aliadas, celebración a la que nos sumamos en este día. La lucha continuó en nuestro país que siguió gobernado por los aliados de Hitler hasta 1975.

Muchos de aquellos guerrilleros cruzaron el Pirineo con la ilusión de salvar a su pueblo y devolverlo a la democracia. Unos perdieron la vida, otros la libertad o resistieron en el exilio. Todos ellos sufrieron el silencio y el olvido.

En el año 1987, se empezaron a unir nuestros pueblos. Los que sobrevivieron de la lucha que estuvieron presentes en el acto de inauguración y sucesivos junto al monumento de Prayols, pensaron a su regreso que había que realizar un homenaje semejante al vuestro en algún lugar de España.

Se unieron con ilusión en la búsqueda de ese lugar simbólico para los guerrilleros españoles antifranquistas. Sus gestiones les llevaron a la provincia de Cuenca y escogieron Santa Cruz de Moya al haberse producido en nuestro territorio, el Asalto al Campamento de Cerro Moreno, considerado el cuartel general o estado mayor de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón. Este acontecimiento es señalado por los historiadores, como el principio del fin de la presencia de la lucha guerrillera.

El 1 de octubre de 1989, en nuestra joven democracia, se concentran en Santa Cruz de Moya, exguerrilleros, amigos, familiares, luchadores venidos de todas partes de España y Francia y se proclama el Día del Guerrillero Español que se celebrará, desde esa fecha, todos los primeros domingos de octubre en Santa Cruz de Moya. En ese primer encuentro, se propuso elevar un monumento en recuerdo de todos sus compañeros caídos.

En esta etapa la excelentísima Diputación Provincial de Cuenca fue muy valiente con su presidente a la cabeza y se implico a fondo junto con la escuela taller de la villa o el casillo de Moya. Gracias Julián Córdoba, gracias Nabor por el apoyo que diste entonces como diputado provincial y la compañía que nos haces hoy como maestro de nuestros niños.

El 6 de Junio de 1991 se inaugura el Monumento Nacional que rinde homenaje a los guerrilleros españoles muertos en la lucha por la paz, la libertad y la democracia al lado de todos los pueblos del mundo.

Siempre he admirado a los miembros de AMICAL de Cataluña, de la Amical de Madrid, de la Agrupación de exguerrilleros Valencianos, a los españoles asociados a las Fuerzas Francesas del interior y a todos los exguerrilleros que participaron y que acordaron este gran mensaje.

Lo hacemos nuestro y nos ayuda a luchar por un mejor futuro, con Paz, en Libertad y en Democracia, al lado de todos los pueblos del mundo. Y no tenemos otro deseo que todos los pueblos los hagan también suyo.

Desde hace unos años, a través de la Asociación La Gavilla Verde y con el apoyo de algunas instituciones públicas y universidades de Castilla La Mancha, celebramos unas jornadas de estudio y reconocimiento de la memoria histórica sobre los tiempos que hablamos y vivimos.

A esta tarea se une casi todo nuestro pueblo, que se ha convertido en un referente de la recuperación de la memoria histórica y el reconocimiento y dignificación de los luchadores antifranquistas.

En este gran día, necesito recordar a Raquel Pelayo, "La Peque" guerrillera en Cataluña y presidenta de AMICAL de Madrid, fallecida y esparcida sus cenizas por sus nietos en el monumento en un frío diciembre. A Doménech Serra, de Amical de Cataluña y guerrillero en el Alto Aragón. A Julián Córdoba, Presidente de la Diputación Provincial de Cuenca en aquellos momentos, que nos ayudaron a cambiar la etiqueta política de Cuenca en aquella joven democracia que empezábamos a disfrutar.

Este acto me llena de paz interior por haber complido con la recomendación que por parte de las personas antes citadas se me hizo. Pido que apartir de ahora todos los guerrilleros antifascistas sean respetados y tratados social y políticamente en igualdad en esta gran Europa que resiste, que tiene memoria, que impregnada de fraternidad queremos que siga creciendo y mejorando apoyada en los grandes pilares elegidos para la placa del monumento de nuestro y vuestro pueblo Santa Cruz de Moya: la PAZ, la LIBERTAD y la DEMOCRACIA.

Merci Janine, merci Francis, merci village de Prayols, merci à tous les amis.

¡VIVA LE JUMELAGE! ¡VIVA LA FRATERNITE!

Prayols, 8 de mayo de 2004.

La Gavilla Verde.