* Desaparecidos | Presentación

"REPRESALIADOS Y DESAPARECIDOS DURANTE EL PERIODO GUERRILLERO"

 Desde los inicios de nuestro trabajo, nos hemos encontrado con las lágrimas y el dolor. Muchas habían sido las víctimas y poco el consuelo que las autoridades, los partidos y el miedo les han concedido.

Los familiares de los desaparecidos, durante los años de la presencia guerrillera en las sierras de España, pueden contarse por centenares. La mayoría de ellos ha optado por el silencio. Lo hicieron, lo siguen haciendo, por la persecución a la que fueron sometidas las familias de los desafectos y el anonimato de los muertos. Se han entregado al olvido por las trágicas historias que tras su testimonio se descubren.

Los asesinatos se tejieron a uno y otro lado de la línea de combate. Las víctimas de la represión franquista la componen los que se significaron por sus ideas republicanas, los que participaron militarmente en la contienda, los familiares de los anteriores grupos, los maestros, los jornaleros, los que trabajaban en el monte, los pastores, los carboneros, y cualquiera que pudiera ser sospechoso de tener ideas.

Las víctimas de las acciones guerrilleras fueron los miembros de la guardia civil, los miembros de la Falange, los somatenistas, los recaudadores, los alcaldes nacionales, los que prestaron apoyo con sus delaciones a la lucha antiguerrillera y los inocentes que se cruzaron ante su fuego. No todo fueron aciertos y los medios utilizados en la represión son conocidos por cualquiera que pregunte en la Serranía.

Diversas familias se han acercado a nuestros encuentros solicitando información y ayuda para saber de sus muertos y procurarles un enterramiento digno. La intolerancia religiosa por parte de las autoridades franquistas, ha hecho que muchos católicos inmersos en la lucha antifranquista, reposen en fosas comunes o en las partes civiles de los cementerios, es voluntad de los descendientes que sus familiares puedan reposar según la tradición católica.

Otras familias, encontrarían descanso a sus desvelos, conociendo el paradero o el lugar donde reposan los restos de sus familiares, ya que no han encontrado o no conocen la forma de entablar conversaciones con las autoridades para establecer su localización e identificación.

Abríamos una puerta, sin pretenderlo, a la esperanza de muchas familias por encontrar la paz. Ellos consideran que nuestra apuesta por dar a conocer la etapa guerrillera de la resistencia antifranquista, además de ser sincera, abre las posibilidades de esclarecer la muerte, la desaparición y el olvido de hombres y mujeres buenos, pensaran como pensaran, estuvieran a uno u otro lado de la línea de combate.

Entre nosotros también hubo muertos y desaparecidos. Es hora de dar consuelo a los hermanos, a los hijos, a los nietos, a los sobrinos...

En nuestra última asamblea decidimos crear una oficina de atención a los desaparecidos.

No es nuestra misión, ocupar espacios que otras asociaciones han desarrollado con excelentes resultados. Es la nuestra una mano abierta, colaborar con los familiares de los desaparecidos para ayudarles en lo posible.

Adolfo Pastor ha sido encargado por la Asamblea de La Gavilla Verde para prestar apoyo a aquellos que nos lo soliciten.

Para contactar: desaparecidos@lagavillaverde.org

Durante las pasadas jornadas, conversamos con Emilio Silva, José María Pedreño y con Manel Perona, allí nació el acuerdo para coordinar nuestro trabajo y entre todos poder prestar una mayor ayuda.

Nuestro ámbito de actuación será el de los desaparecidos y represaliados durante el periodo guerrillero.


* Buscar




© 2015 Todos los derechos reservados | La Gavilla Verde