CINE Y DOCUMENTALES 

Jesús Monzón, el líder olvidado por la historia.

Dirección: Enric Canals.

País y año: España, 2011.

 ficha técnica

Dirección: Enric Canals
Realización: Jaume Peracaula

Intervienen en el documental, entre otros: Jorge Semprún, Gregorio Morán, Almudena Grandes, Joaquim Molins, Jeroni Albertí, Pedro Garicano, Manuel Rodriguez Casanueva, Francesc Vicens, Jaime Ignacio del Burgo, Manuel Martorell, Elvira Gomez de Urrutia, Daniel Arasa y Ferran Sánchez Agustí.

Una producción d’Optim TV, en coproducción con Televisió de Catalunya, IB3 y ETB. En asociación con Singular Audiovisual y con la colaboración de INAAC de Navarra e ICIC de Catalunya.

 sipnosis

Entre 1967 y 1973, Jesús Monzón, un hombre que ronda los sesenta, irrumpe como brillante profesor y director de escuelas de negocio IPADE de México, en IESE de Barcelona e IBEDE de Palma. Es reconocido por su capacidad de trabajo y liderazgo por un sector empresarial que desconoce su pasado o conoce sólo fragmentos. Sin embargo, él no esconde una biografía tan turbulenta como apasionante, tan inquietante como increíble. Pero quién es este Jesús Monzón?.

Documental de investigación sobre la peripecia vital del líder republicano Jesús Monzón, artífice, entre otros, de la invasión del Valle de Arán en 1944 por un contingente de cerca de 4.000 guerrilleros en el marco de la “Operación Reconquista de España”. Un trabajo que también incorpora el testimonio de Jorge Semprún en la que ha sido la última entrevista concedida por el escritor antes de su muerte el 7 de junio de 2011.

La invasión del Valle de Arán en 1944 fue el momento de máximo peligro para el régimen de Franco, pero la invasión fracasó y fue la causa de la caída en desgracia de Jesús Monzón en el seno del PCE, un partido entonces sometido a las decisiones de Stalin. Monzón fue detenido en Barcelona un año después de la invasión cuando buscó apoyo para la Unión Nacional Española, una plataforma que intentaba aislar a Franco y la Falange y unir en su contra todas las fuerzas contrarias, aunque hubieran apoyado al dictador en la Guerra Civil.

Hombre de acción y al mismo tiempo “dandy” y “bon vivant”, Jesús Monzón venía de familia aristocrática y conservó a lo largo de toda su vida lazos de amistad con navarros que se habían situado en el bando franquista durante la Guerra Civil. Estos amigos lo salvaron de una condena a muerte por parte de Franco. Al mismo tiempo, esta circunstancia fue la excusa para iniciar, desde la dirección del PCE, una campaña de desprestigio con acusación de “traidor”, "agente franquista e imperialista" y “enemigo del partido”. Finalmente, fue expulsado y sufrió el ostracismo de sus ex compañeros comunistas durante los 14 años que estuvo en cárceles franquistas.

En 1959 se exilió en México y, bajo la protección de amigos del Opus Dei, destacó como formador de empresarios. Esto le llevó en 1969 a volver a España donde dirigió un instituto de formación empresarial en Palma, que destacó por ser un espacio de libertad y por donde pasaron muchos de los dirigentes que protagonizaron la transición.