CINE Y DOCUMENTALES 

Silencio Roto.

Director: Montxo Armendáriz.

País y año: España, 2001.

 ficha

Guión y Dirección: MONTXO ARMENDÁRIZ
Productores: PUY ORIA, MONTXO ARMENDÁRIZ
Director de fotografía: GUILLERMO NAVARRO
Director artístico: JULIO ESTEBAN
Montaje: RORI SÁINZ DE ROZAS
Música: PASCAL GAIGNE
Directora de producción: PUY ORIA
Sonido directo: GILLES ORTION
Montaje de sonido: PELAYO GUTIERREZ
Operador: JOAQUÍN MANCHADO
Maquillaje: ANNELIE BERGGREN
Peluquería: NATALIA SESÉ
Vestuario: PILAR TAVERA

 memoria de intenciones

El cine -como decía Rossellini- debe servir, también, para dejar constancia del mundo en que vivimos. En este sentido, la voluntad de «Silencio roto» es dejar constancia de una época de nuestra reciente historia, que se ha tratado de silenciar y olvidar, y que, desgraciadamente, en la actualidad, podemos ver reproducida -con distintos personajes y en diferentes escenarios- en los horrores de Kosovo, Colombia, Chechenia,… porque el olvido sólo sirve para incidir en los mismos errores y generar los mismos desastres. Hablar por tanto de nuestro pasado es entender los porqués de nuestro presente: es recordar que la intolerancia genera violencia y que ésta, a su vez, es el germen de la sinrazón más absoluta.

Cuando dejamos de existir, somos lo que los demás recuerdan de nosotros, y si nadie nos recuerda, es como si no hubiéramos existido. Por eso, «Silencio roto» pretende dar voz a unas personas que nunca la tuvieron y recuperar -a través de sus palabras y su memoria- las ilusiones y los ideales por los que vivieron y murieron: para que sus nombres, sus hechos, no se borren en la historia.

El guión de «Silencio roto» es el resultado de las conversaciones mantenidas con personas que participaron en los acontecimientos que se narran y de la lectura de libros y estudios donde se trata el tema de la guerrilla antifranquista. Aunque la construcción de personajes y su evolución dramática responden a las necesidades de una estructura narrativa y temática que dé sentido al relato y, por lo tanto, pertenecen a la invención del autor, están inspirados en comportamientos y actitudes reales, de la misma forma que se ha respetado la cronología y acontecimientos más significativos del movimiento guerrillero, con el fin de que a través de la peripecia humana de sus personajes se refleje el contexto social y político de la época.

«Silencio roto» no trata de posicionarse o valorar los comportamientos de quienes participaron en la trágica contienda en que se sitúan los hechos que se relatan, ni pretende reabrir viejas rencillas: su finalidad es recuperar un trozo de nuestra memoria histórica y reflejarla con toda la objetividad posible, para que su conocimiento contribuya a un mayor y mejor entendimiento entre las personas y los pueblos.

 sipnosis

Invierno de 1944. Lucía, de apenas 21 años, llega a un pequeño pueblo de montaña. Allí conoce a Manuel, un joven herrero que colabora con los del monte, los maquis: guerrilleros que, ocultos en la sierra, no se resignan al triunfo del franquismo. Lucía se siente atraída por Manuel, por su sonrisa, y por el valor de esos hombres que continúan peleando por sus ideas, aun a costa de sus vidas. Cuando Manuel huye al monte, Lucía descubre la inhóspita realidad que oculta la montaña y, también, que por las vacías calles del pueblo sólo deambulan el silencio, el horror y el miedo. A pesar de ello, la pasión que siente por Manuel hace que Lucía mantenga viva la ilusión y la esperanza de que llegarán días mejores.

Los hechos que se narran en esta película, y las historias que se cuentan, están construidas a partir de las conversaciones mantenidas con diversas personas que participaron en la guerrilla:

Quico, Espe, Florian, Reme, Teresa, José Ángel, Manuel, Amanda…

Y de la lectura de diferentes libros, desde la novela al ensayo histórico, donde se trata el tema de la guerrilla antifranquista:

“La guerrilla antifranquista en León, de 1936 a 1951” y “Crónica de los últimos guerrilleros leoneses, de 1947 a 1951” de Secundino Serrano.

“Más allá de la utopía: Perfil histórico de la Agrupación Guerrillera de Levante” y “El silencio roto, mujeres contra el franquismo” de Fernanda Romeu.

“Maquis” de Alfons Cervera.

“La guerrilla antifranquista en Extremadura” y “La agonía del búho chico” de Justo Vila.

Gracias a estas personas, y a otras muchas que nos prestaron su apoyo y colaboración, hemos podido sacar adelante este proyecto.