CINE Y DOCUMENTALES 

A TIRO LIMPIO.

Dirección: Francisco Pérez Dolz.

País y año: España, 1963.

 ficha técnica

Género: Cine / Policiaco.
Duración: 85 minutos.
Año: 1963.
Nacionalidad: España.
Actores: María Asquerino, José Suárez, Carlos Otero y Luis Peña.
Director: Francisco Pérez Dolz.
Versiones: Español.

 sipnosis

Los atracadores Martín (Luis Peña) y Antoine (Joaquín Novales) son dos comunistas que procedentes de Toulouse, llegan a España para cometer acciones desestabilizadoras. En Barcelona se ponen en contacto con su viejo camarada, Román Campos, (José Suárez) para hacer acciones de gran envergadura. Román Campos va a buscar a Jorge Abad llamado “el Picas” (Carlos Otero) para que colabore con ellos y les deje las ametralladoras que tiene escondidas. Gracias al plan de Martín, los cuatro asaltan en pleno día una sucursal bancaria barcelonesa para conseguir dinero para sus acciones, pero el botín es mucho menor del esperado. Más tarde, se reúnen en una casa abandonada de las afueras y Martín les expone un nuevo plan. Román Campos y “el Picas”, asaltan un domingo por la tarde el Patronato de Apuestas Mutuas de Barcelona al mismo tiempo que Martín y Antoine roban a los clientes de un club de dudosa reputación para distraer a la policía. Consiguen una importante cantidad de dinero pero, en una inspección rutinaria por el puerto, la policía les descubre y reconoce a “el Picas”. Durante la huida lo hieren y Martín lo ahoga con sus propias manos, indignado porque estaba fichado, en contra de lo que les había asegurado Román Campos. Los tres atracadores se encuentran en la casa abandonada para repartirse el botín, pero Román Campos ahoga a Antoine como venganza. Mientras la policía les rodea, ambos supervivientes se enzarzan en una dura pelea. Martín muere a manos de Román Campos, que logra escapar, pero la policía acaba con él en el metro.

Un cruce entre la tradición del mejor cine negro de la Barcelona de posguerra y la “nouvelle vague” francesa. Una película muy realista, dura y sin concesiones de ningún tipo con la que debuta como director Francisco Pérez-Doltz. De forma insólita en el cine de su época, y pese a los muchos problemas que el filme tuvo con la censura de la época, en él, además de castellano, se habla francés y catalán. El filme tuvo un Remake, de igual título y ambientado en Santa Cruz de Tenerife, a cargo de Jesús Mora, que debutó en la dirección con esa película en 1996.