JULIÁN RAMOS RAMOS, «FRASQUITO» 

Julián Ramos Ramos, «Frasquito»

Ver Imágen
Nació en Sta Cruz de Moya (Cuenca) en 1916, soltero. Hijo de Julián Ramos y Guadalupe Ramos. Su familia era conocida como Los Parra.

Al inicio de la guerra se encontraba realizando el servicio militar en Alicante. Había entrado voluntario en el ejército a primeros de noviembre de 1935 en el Regimiento nº 11. Durante la contienda, en diciembre de 1938, ascendería a teniente de la 84 Brigada, pasando tras la disolución de la misma a la 22ª con mando en Altea, donde se afiliaría al Partido Comunista.

Estuvo destinado durante la Guerra Civil en Segorbe, desde donde en una columna allí formada participaría en diversos frentes.

El final de la contienda le sorprende desempeñando el cargo de jefe de la guarnición de Calpe, puesto en el que lleva desde noviembre de 1938. En el mes de abril de 1939, a sus 23 años, se le juzgará en Alicante por auxilio a la rebelión y por supuestamente amenazar a quien hubiese izado una bandera blanca (de rendición) y una Nacional en el ayuntamiento de Calpe en los días finales de la guerra, así como a quien había puesto un letrero de “Viva Cristo Rey” en una tienda del pueblo (la de Sala). Contra esta simple acusación (Su

denuncia, de oídas, la firmará un detenido por los republicanos de Calpe hasta final de la guerra, Antonio Fernández Escudero, estudiante de 22 años, que puesto en libertad, el día 4 de abril se hará eco de los rumores oídos y denunciará a Julián Ramos. Lo ha oído a “un tío de José Bertomeu, que es carnicero, y a Blanquita Bosh, hija del telegrafista del pueblo”).

Julián Ramos se defenderá diciendo que eso se debe a rencillas amorosas y propondrá que testifiquen en su favor dos mujeres de Calpe, María, de la calle de la Fuente, donde se hospeda, y Vicenta, hija de un hornero de la ciudad de nombre Francisco. Julián Ramos será condenado a 20 años de cárcel.

Tras salir de prisión y pasar algún tiempo en el pueblo, Julián Ramos se trasladará a Valencia en busca de trabajo, encontrándolo como dependiente. Su relación, sin embargo, con las gentes de su pueblo y de la comarca sigue siendo habitual, y también su compromiso de ayuda hacia los primeros grupos de maquis que se establecen en sus montes durante 1946. Su incoporación a guerrillas fue el día 20 de junio de 1947, tras huir de las amplia redada de mayo de ese mismo año llevada a cabo en su pueblo y en las aldeas del mismo, y entre los que será detenido su hermano Miguel Ramos.

En Junio de 1947 ya funcionaba el Campamento Escuela en los Montes Universales. “Frasquito”, que será el nombre guerrillero de Julián Ramos, estará en ese campamento, y en el entorno de los montes de Teruel parece que hará vida agregado al grupo de “Capitán” y posteriormente, a partir del 20 de septiembre de 1948 de “Vitini”. Numerosas son las acciones en las que en este largo año desde su incorporación participa “Frasquito”. En 1949, tras la deserción de “Vitini” el día 19 de junio, (junto con “Bienvenido” y “Mateo”), se le designará como jefe de su grupo que fijará su campamento en Cerro Moreno. Por 1950 el 11º Sector tendrá tres grupos, el de “Frasquito” en el que se integran los guerrilleros “Francisco”, “Simón”, “Rufino”, “Genaro” y “Antonio”; el de “José” situado en Calles, junto al río Turia, y el de “Chaval” en Cofrentes.

El Jefe de la Agrupación, “Pedro”, remitirá a la dirección comunista en Francia el siguiente parecer sobre Julián Ramos:

“FRASQUITO”. Jefe de batallón. De 33 años, natural de Santa Cruz de Moya. Campesino. Perteneció al Partido antes de la guerra y al cual le tiene mucho cariño. Al terminar la guerra estuvo detenido tres años. Al ser puesto en libertad y llegar a su pueblo, buscó enseguida el contacto con los guerrilleros. Ha sido uno de los primeros enlaces. Es muy activo. Tiene buenas dotes de organizador, estudia los problemas que le plantean y es muy disciplinado. Marca el ejemplo en toda la unidad. Es uno de los hombres que más se preocupa de su unidad, incluso en el aspecto económico. Es querido y respetado Tiene un espíritu un poco militar, eso le hacer ser seco a veces con los camaradas., cosa de la que se ha corregido bastante. Es un poco presumido y le gusta citar los éxitos que ha tenido en amores. Cuenta con mucha autoridad y prestigio entre los campesinos de su contorno. Tiene muchos conocimientos, tanto de camarada, como de hombres de otras organizaciones, incluso en Valencia y Alicante. Tiene mucha fuerza de convicción.

Los últimos meses de su vida y los datos de su muerte han sido un misterio, con inútiles silencios y noticias contradictorias. ¿Sale herido de Cerro Moreno en una pierna?, ¿lo curan en el pueblo?, ¿se presenta en Las Higueruelas en casa de su hermano Telesforo?, ¿se esconde en Calpe?, ¿lo encuentran muerto en una cueva), ¿fallece al cruzar la frontera francesa?.

Nada de eso. Lo cierto es que siguió siendo jefe de grupo, o del campamento donde se establecerá el llamado a partir de ahora Comité Regional de Levante. Con la llegada de “José Maria” todo seguirá igual en cuanto a responsabilidades de “Frasquito”. En el año 1950 hay constancia de que el día 26 de septiembre sale a realizar un servicio de carácter económico desde el campamento donde también se hallan “Grande” y “Galán”, con otros dos camaradas (“Francisco” y “Rufino”). Ante la llegada de “Ibáñez” y “Marcos” enviados por Gros para que la dirección de la Agrupación se reúna con él y con “Sebastián”, se enviará a “Julián” y a “Simón” para que diga al grupo de “Frasquito” que paralicen la acción (es posible que a realizar en Requena).

Precisamente, la llegada del grupo de José Gros “Antonio el Catalán”, será traumática para la etapa final de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón. Con órdenes secretas, contra todo lo que suena a “provocación”, sean enlaces o guerrilleros, se decide su eliminación. “Julián” había informado a finales de octubre de que en el artículo “Cómo luchar contra la provocación”, en una de sus páginas ha aparecido escrito a lápiz “¡Viva el quiñonismo!”. Escrito que se atribuye bien a “Enrique”, bien a “Frasquito”. Con ello el hilo de las decisones se va enredando. Hacia el 10 de noviembre se ajusticia a “Enrique” y a “Paco”. Pocos días más tarde, el propio Gros a “Núñez” y a “Frasquito” en el campamento de Calles.

Agradecemos tota la ayuda que nos pueda llevar hasta el lugar donde fue enterrado en Calles.

Desaparecidos
La Gavilla Verde