GREGORIO TORTAJADA MOLINER 

Gregorio Tortajada Moliner


Ver Imágen
Nació en Santa Cruz de Moya, el 1 de Mayo de 1901.

Vivía en Las Rinconadas, donde tenía cuatro hijas.

De familia honrada y trabajadora, Gregorio era un hombre inteligente, honrado y trabajador, buen padre, del que su familia se siente orgullosa. De ideas republicanas, murió, como tantos otros, por defender la justicia y el bien de la humanidad.

En su muerte injusta quizá se mezcló la envidia y los enfrentamientos causados por la cerrazón en la defensa de las ideas propias en contra de las de los demás, como pasó en tantos pueblos de España en aquellos años; había hambre, rencores, envidias...

Más o menos, así ocurrieron los hechos:

Le prepararon una trampa; mientras trabajaba en su finca, llevaron hasta él a la guardia civil vestida de guerrilleros, la contrapartida; él mismo les habló creyendo que eran maquis.

El día 19 de Mayo de 1947, por la noche, la Guardia Civil entró en su casa y se lo llevaron al calabozo de Santa Cruz , torturándolo como se estilaba.

El día 23 de Mayo de 1947, lo sacaron del calabozo, lo llevaron a los Terreros, cerca del cementerio, aplicándole la ley de fugas; lo mató un guardia civil, disparándole seis tiros; cayó por el terraplén, muriendo en el acto.

Según anotaciones de Plasencia Tortajada.