Polémica [POLEMIK] 

EN APOYO A LA GAVILLA VERDE.

Responsable. Político III Guerrilla. V Agrupación Guerrillera de la Mancha.


III Jornadas El maquis en Santa Cruz de Moya. Octubre de 2002.

Aprovecho la oportunidad que se me da hoy, para decir unas palabras de agradecimiento a la Asociación La Gavilla Verde por el excelente trabajo que están realizando. En el poco tiempo que hace que existen, no han dejado de sorprendernos. Yo sé lo que cuesta organizar un acto así: el tiempo necesario, el dinero y los quebraderos de cabeza cuando alguna cosita falla. Creo que podemos empezar a llamarla “La Gavilla Madura”.

Pero veamos. En primer lugar, el trabajo es con voluntarios desinteresados. No lo hacen para obtener ningún beneficio, ni político ni económico.

Son capaces de llegar y movilizar a mucha gente a la que nosotros no llegamos: jóvenes estudiantes, intelectuales, historiadores,... Que siendo independientes no están comprometidos con nadie. Condición indispensable para hacer una trabajo objetivo.

Los organizadores de La Gavilla Verde ni siquiera intervienen en los actos, o muy poco, solo para ayudar, no se les puede tachar de “carreristas” al contrario de algunos que en sus intervenciones se confunde el trabajo de desempolvo histórico con el de la promoción personal, con discursos hueros, insípidos, cansan al público.

Lo que está haciendo La Gavilla Verde, y lo hace muy bien, es popularizar y dar a conocer el sufrido y aislado pueblo de Santa cruz de Moya, al mismo tiempo, el drama guerrillero que se desarrolló en sus montañosas tierras, de difícil acceso y que sin esa popularidad quedaría olvidado completamente del resto del mundo.

Por el contrario, si todos nos damos las mano, este magnífico pueblo puede convertirse en un lugar de peregrinaje, ideal para mantener vivo el recuerdo de la gesta guerrillera por la paz y la libertad.

El pueblo de Santa Cruz de Moya siempre me recuerda al pueblo de Salobre, en la Sierra de Alcaraz, provincia de Albacete, donde también ocurrió un drama terrible. El 8 de marzo de 1947, que ya relaté hace dos años aquí, donde murió el jefe guerrillero más carismático y más valiente de la Mancha, Antonio Hidalgo López “Atila” y el más activo.

Para terminar diré que hay muchos compañeros que son reticentes a contar nada de las guerrillas, pro varias razones, entre ellas, porque dicen que a algunos la única cosa que les interesa es ganar dinero. Por mi parte, yo les digo que, por un lado, no podemos prescindir de ellos, periodistas, historiadores, investigadores, etc. son quienes nos están desenterrando y, por otro lado, es justo que todo trabajo merece recompensa, por lo que debemos colaborar con ellos seriamente, pero exigiendo que sean lo más serios y objetivos posible.

Antonio Esteban Garbí.
Responsable. Político III Guerrilla. V Agrupación Guerrillera de la Mancha.