RUTA-7 [FREDES - REFALGARÍ] 

Descripción de los Itinerarios

Descripción de la Ruta-7.

Fredes.

El 24 de marzo de 1947 tuvo lugar una incursión del maquis en la población con la intención de despistar a las fuerzas del orden, y donde consiguieron dinero, víveres, calzado (alpargatas) y la máquina de escribir del alcalde. Estas acciones tenían como principal objetivo la propia subsistencia de los miembros en las montañas. Por cooperar y suministrarles aceite y trigo, fue muerto, víctima de la ley de fugas, el vecino de La Senia Josep Abella Vilalta a manos de la Guardia Civil, con el simple pretexto de haber comerciado con el maquis. La ley de fugas consistía en dejar huir en libertad al sujeto, creándole en él nuevas ilusiones, para transcurridos unos segundos y unos pasos de esperanza, abatirle por la espalda de forma cobarde y escalofriante, como si estuviera escapando de un destino imperdonable.

Desde aquí se puede tomar el camino que pasa por el Mas Blanc y nos acerca al Tossal d'Encanadé (Peñarroya), base del “Cinctorrá”.

Desde Fredes, seguimos hacia arriba hasta el refugio de la Font Ferrera. Aquí existe una bifurcación con dos senderos de Grande Recorrido. Dejamos de momento el GR-7 de la derecha y tomamos el GR-8 de la izquierda.

Refalgarí.

En plenos Puertos de Beceite y entre los términos de Fredes (La Pobla de Benifassà) y La Senia se encontraba este campamento base, posiblemente el más aislado en el que estuvieron los resistentes Jesús Caelles, Teresa Plá, el conocido como “El Terror del Caro” y Francisco Serrano y al que se accedía, como hemos podido comprobar, por un auténtico “camino de cabras” de exuberante maleza y belleza. Había un pequeño refugio entre lentiscos y sabinas. Estando ya desocupado, la G.C. asaltó este lugar el 4 de mayo de 1948, recogió armas y encontró en él importante documentación sobre los Estatutos de la A.G.L.A.

La Guardia Civil tomaba precauciones a la hora de seguir el rastro, temían que el camino a los campamentos estuviese minado y andaban campo a través. También seguían las huellas, aunque difícilmente se guiaran por esto, ya que muchos resistentes utilizaban suelas de abarcas como las de los campesinos para confundir a la G.C.

Si desde la Font Ferrera optamos por el GR-7, podemos llegar por el valle al Monte Negrell, Caro y La Miranda, bases del “Cinctorrá”. Los Puertos de Beceite acogieron a los guerrilleros que venían de Francia y cruzaban el Ebro a través del “Pas de la barca” de Benifallet. Éstos se adentraban en las tierras montañosas por Pauls y Mas de Barberans. Joan Baptista Fabregat Matamoros “Cocones” llamado “Caradesena” en Alcanar, su población natal, vino de Francia por orden del Partido Comunista para reforzar la lucha de una guerrilla que ya estaba agotándose.

Este último trayecto se puede alargar siguiendo el GR-7 hasta Paüls, pasando por la Font del Roig, dónde parece ser que “La Pastora” conseguía algún dinero vendiendo madera de estos pinos y por el Mas del Llobrec, último refugio de Francisco Serrano.

Autor: Daniel Castillo Fandos